Pilares de la terapia gestáltica

 

La terapia gestáltica se basa en el DARSE CUENTA y en el AQUÍ Y AHORA. Estos son dos conceptos inseparables: importa el darse cuenta de los que pasa aquí y ahora. Se trata de entender el presente, viéndolo como una entidad espacio-temporal esencial. Es estar en un continuo estado de presente. La Terapia Gestáltica no realiza una introspección en el pasado, sino que sitúa al individuo en su aquí y ahora, en su presente, para desplegar el proceso del darse cuenta, en el cual la persona se conecta con sus vivencias en el momento que estas ocurren.

En otro orden, un pilar fundamental de la práctica de la Terapia Gestáltica son sus técnicas, que se basan en la experiencia vivencial, el experimento y el laboratorio.

La experiencia vivencial es el conjunto de conocimientos sobre si mismo que adquiere la persona en el encuentro terapéutico. Esta experiencia surge del darse cuenta en el aquí y ahora del encuentro, a través de sensaciones, afectos, percepciones, emociones, sea en el discurso verbal o en el lenguaje corporal.

El experimento es una situación o una serie de situaciones que se le proponen a la persona para que gradualmente, se contacte con situaciones o gestalt inconclusas. No es un experimento elaborado a priori, sino que es un procedimiento creativo que ocurre en aquí y ahora del encuentro terapéutico y que el terapeuta va modificando y adaptando de acuerdo a lo que surja. El laboratorio implica un trabajo grupal, bajo los mismos preceptos de los experimentos, con participación de todos los miembros del grupo, que el terapeuta va guiando.

 

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas