El surgimiento de una necesidad

El organismo tiende a mantener su equilibrio y su salud, pero cuando las condiciones varían, surgen necesidades que el organismo trata de satisfacer para restablecer su equilibrio. La necesidad es entonces una carencia, una falta de algo que resulta indispensable para la subsistencia, que debe prontamente ser satisfecha.

Este proceso se da tanto a nivel psicológico como fisiológico, siendo que estos niveles no pueden disociarse. Cuando surgen varias necesidades simultáneamente, el organismo opera dentro de una jerarquía de valores, razón por lo cual atiende primero aquella necesidad dominante. Esta se convierte en figura, concentrando toda la atención, y las demás necesidades pasan a un segundo plano, es decir, retroceden por lo menos temporariamente, al fondo. Para que el individuo satisfaga sus necesidades tiene que ser capaz de sentirla, saber de su presencia y de cómo manejarse a si mismo y a su entorno, es decir, debe interactuar necesariamente con el ambiente. El concepto de gestalt está relacionado con el de necesidad, ya que una gestalt abierta o inconclusa es una necesidad insatisfecha.

Cuando dicha necesidad se satisface, la gestalt se cierra, y permite la apertura de otra, al surgir una nueva necesidad.

 

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas