El Reiki existe desde hace miles de años. El Buda y Jesucristo lo emplearon en sus curaciones y existen vestigios de esta técnica curativa en la historia espiritual de la India y el Tibet.

Determinados aspectos de los conocimientos del 2º y del grado magistral hacen suponer que los pueblos Kaunas de la Polinesia también trabajaban con la “fuerza vital universal” .

La palabra “Reiki” es de origen japonés; esta compuesta por los términos “rei” y “ki”, que significan espíritu universal.

El Reiki es energía curativa natural que se trasmite de una persona a otra mediante la imposición de las manos. Tiene como objetivo la autocuración del cuerpo y de la mente. Se trata de una técnica milenaria que el Dr. Mikao Usui (Japonés y fundador de Reiki) redescubrió y se encargo de elaborar sus reglas a mediados del 1700.

Poco antes de su muerte le encargo al seguidor Chujiru Hayashi, perpetuar el Reiki, enseñarlo y transmitirlo.

Esto permitió que en la actualidad sea una de las terapias preferidas para todas aquellas personas que necesitan una armonizacion física, mental, emotiva y espiritual.